Comunicamos




Radios comunitarias: Una herramienta para el desarrollo y cambio social


Imprimir Enviar
1 de agosto de 2017 - 9:05 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos | No. de palabras: 466 | 2318 visitas

El presidente del Consejo de Igualdad para la Movilidad Humana, Hernán Astudillo, compartió la experiencia de dirigir medios comunitarios a través de la primera radio hispanoparlante en Canadá, Voces Latinas, y su incidencia en la organización de las comunidades migrantes en ese país.


Un medio de comunicación puede fortalecer el ejercicio de los derechos humanos y la democracia o ser el dogal y verdugo de una sociedad inequitativa e injusta; todo depende del cómo usemos ese medio.

Esta es una de las reflexiones que ha dejado Hernán Astudillo, representante del Consejo de Igualdad al contar su experiencia como responsable de la conducción de un medio comunitario en Canadá. Astudillo quien visitó el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom), por invitación de su presidenta, Tamara Merizalde, precisó los conceptos y objetivos que deben cumplir este tipo de iniciativas.

Sus aportes permitieron que el equipo técnico de la institución, recoja ideas e identifique dificultades para la investigación y conocimiento que requiere el Cordicom para desarrollar propuestas de acciones afirmativas que estimulen el interés de las diferentes organizaciones sociales, comunas y comunidades para acceder a una radio o televisión comunitarias.

Astudillo reseñó los albores de una radio que nació desde el Centro Comunitario San Lorenzo, en Toronto y que se ha convertido en la voz de la comunidad hispanoparlante, “gracias al medio más importante de comunicación, el comunitario”.

La experiencia de Voces Latinas demuestra que este tipo de emprendimientos pueden ser sostenibles con el esfuerzo colectivo de la comunidad a la que se la sirve con absoluta convicción, pero a la luz de cierta condicionalidad:

– Primero, al entender la visión y la misión de la comunicación para todos los integrantes del medio,

– Segundo, al aprender a comunicarse, crear capacidades y establecer vínculos con la parroquia o con la gente a la que sirve dentro del área de su cobertura y,

– Tercero, al es ser dinámicos y creativos para generar fidelidad y confianza.

Ecuador, en este contexto, tiene una enorme oportunidad que deja la Ley Orgánica de Comunicación porque promueve el surgimiento de estos medios, a través de un reparto equitativo del espectro radioeléctrico, del cual el 34% de las frecuencias se reserva para las radios comunitarias

Uno de los aspectos esenciales de este encuentro fue el de explorar los mecanismos de financiamiento para la operación de estos medios. En la experiencia de Voces Latinas, las necesidades económicas han sido resueltas con publicidad de negocios locales, con apertura al trabajo para talentos jóvenes e interactuando con fundaciones en la realización de eventos, lo cual a más de sostener a una radio genera “una comunidad conectada y organizada”, señaló Hernán Astudillo.

Los aportes de este encuentro servirán para retroalimentar la labor de instituciones como el Cordicom, que se encuentra analizando proyectos de comunicación de radios comunitarias dentro del Concurso Público de Frecuencias.

Deja un comentario